Las perturbaciones ocurridas a principios de 1900, particularmente la Primera Guerra Mundial, que destruyó más de la mitad de la finca Louis Roederer, llevaron a Léon Olry Roederer a reconstruir su viñedo. Decide comprar uvas para garantizar la continuidad de la Casa en este periodo de crisis y, al mismo tiempo, crear un vino de múltiples añadas que exprese un gusto constante, sea cual sea el año de vendimia. Hoy, es Brut Premier.

Con aproximadamente un 40% de Pinot noir, 40% de Chardonnay y 20% de Pinot Meunier, Brut Premier reúne vinos vinificados en de roble de las 3 variedades de Champagne, procedentes de crus elegidos por Louis Roederer. Tres años de maduración y al menos 6 meses de reposo tras el degüelle.

Punto de equilibrio entre juventud y madurez, seducción y carácter, entre frescura y vinosidad, Brut Premier es un vino de ensamblaje desarrollado y estructurado a la vez, elegante y enérgico, con una vibración única. Su trama estructurada, su riqueza y su persistencia son decididamente vinosas. Es completo, complejo, moderno y potente a la vez, sin dejar de ser un gran clásico.